Blogging tips

domingo, 18 de enero de 2015

Aventuras y desventuras de una tejedora en un crucero-VI

Jueves 5 de septiembre

Sí, sí, es marihuana. Ahora veréis...

Hoy, día de vagueo, no hay prisas, nos dedicamos a explorar esta mini-ciudad flotante.
Es enorme, mastodóntico y tiene de tó. En realidad, podríamos pasarnos el crucero entero a bordo y siempre encontraríamos algo que hacer, mil maneras de perderse, como el día del restaurante, shopping ( ya se han encargado los majo-abuelos de hacer eso por nosotros y han comprado suvenirs varios), talleres...

Lindo Romulano decide unirse al Kids Club y hoy toca hacer masa de pizza. Os imagináis cómo va a volver, no?
Mrs. Soft Kitty se ha hecho un grupito de amigos y está la mar de entretenida, "missing in action".

¿Y nosotros? Por la mañana nos hemos encontrado en la puerta una invitación para un cóctel "privado" con el gran capitán. Ohhh, ohhh, qué detalle!

Como toca de nuevo noche de gala, dejamos a los niños con los majo-abuelos y nos vamos super-bien vestiditos al cóctel. Ñeeeejj, hay cola para hacerse otra fotico con Rafaello (es que, después de 2 fotos, ya hay confianza). Pasamos. Mejor una copita de cava.
Después de una ingesta moderada de cava, nos vamos la mar de contentos al restaurante para cenar con los majo-abuelos.

No sé si os he hablado de nuestro camarero. Es un tipo que, al principio, intuyo que por timidez, no decía ni mu. Después de un par de cenas descubrimos que es encantador, cantarín y bromista. 

Bueno, lo de bromista no lo tengo tan claro. Veréis, pedimos rissotto con setas de primero, nos lo sirve y a los dos minutos llega y le dice a mi suegra a la vez que le ofrece algo en un tarrito con cucharilla: "Madame, ¿marihuana?"

¡Teníais que haberla visto! Los ojos como platos, luego cara de circunstancias y al abrir el tarrito descubre que es parmesano rallado para el rissotto.

Media hora después nos duele la barriga de la risa y nuestro camarero tiene un mosqueo que pa qué. ¿Se dará cuenta de que no nos reímos de él sino de su ocurrencia? En fin...pobre.

Con las risas nos hemos quedado completamente agotados. Nos vamos a dormir ya mismo. Mañana excursión a Dubrovnik pero en plan relajado y tal.

  • Horas de excursión: 0.
  • Horas de siesta: 1 y media.
  • Horas de crocheteo: 0. Sí, sí, cero pelotero. Parece mentira pero no he tenido tiempo de coger la aguja!!
  • Biodraminas: 4.

Viernes 6 de septiembre

Vista de Dubrovnik.

Nuestra excursión de hoy a Dubrovnik va a ser tranquila, a nuestro aire.
Desde el barco se ven muchas casas independientes y la mayoría de ellas tiene huerto.
Llegamos al centro y desde la plaza vemos el gran castillo amurallado.
Decidimos callejear y perdernos (es la mejor manera de descubrir sitios interesantes). Acabamos en un parque-bosque, situado en lo alto de un cerro, que tiene unas vistas impresionantes. Hay muchísima vegetación y la temperatura es muy agradable. Los niños corretean un rato y hacemos unas fotillos.


Castillo fortificado.
Al volver a la plaza nos fijamos en los edificios por los que pasamos y muchos de ellos están reparados pero aún se puede ver algunas fachadas agujereadas por las balas de la guerra. Sentimiento de tristeza fugaz porque los niños salen disparados a una tienda de suvenirs con un escaparate muy apetecible.


Todavía se pueden ver impactos de bala en algunas fachadas.

Hoy comemos a las 4 y, con la barriga llena, nos vamos al túnel de agua. Es algo que los niños han querido probar desde que llegamos y hoy es el último día en que pueden hacerlo. Es un túnel de agua elevado que sobresale un tramo del barco y promete.

Como soy una cagueta, me quedo en la cubierta debajo del túnel para hacer fotos.
Me recuesto en una tumbona y a esperar. Como no sé cuando bajan los niños hago fotos de todos, casi acabo con la memoria del movil y ni rastro de los míos. De repente, veo un cuerpillo de anguila con cabeza rubia arrastrar el culete por la parte transparente del túnel. Es Lindo Romulano, que se ha parado y no consigue recuperar velocidad. Le hago gestos para que se tumbe y cruce los brazos pero no me ve. Al final, igual tengo poderes telepáticos y todo, lo hace y consigue bajar.
Mrs. Soft Kitty sin embargo, atraviesa el túnel como una bala y casi ni me da tiempo a tirar un par de fotillos.

Antes de la cena, tejo un par de vueltas, sin muchas ganas. Debe ser que estoy un poco mustia porque esto se acaba. Mañana llegamos a Venecia muy pronto y tenemos que ir al aeropuerto directamente. 

Igual nos hacemos fuertes en nuestro camarote y les pedimos que nos den otra vuelta.

  • Horas de excursión: 3
  • Horas de siesta: 0
  • Horas de crocheteo: 0,3333...
  • Biodraminas: 4. Hoy mis alien-híjenos me han colado un par de suvenirs no autorizados, aprovechando mi mareo en tierra firme. ¡Qué pillines!

2 comentarios:

  1. Me encanta tu blog. Leerte me relaja.... Siempre me asomo para mirar tus diseños!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, hermosa. Si te sirve para relajarte, echarte unas risas o admirar mis diseñitos tejeriles (jaja, qué pegote me acabo de echar yo sola!), misión cumplida, henchido el pecho de "odgullo".
    Besines.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...