Blogging tips

lunes, 2 de marzo de 2015

¡Más trapilloooooo!


Proyectos con trapillo para niños.

¡Vaya semanitaaaaaa! ¡Por amor de Cloooooon!
Ya me he quedado a gusto.

Completa toda ella con su dosis de estrés, por supuesto.

domingo, 22 de febrero de 2015

Cuello Moody-Rec-tangles


Esta semana me apetecía tejer un cuello usando una forma geométrica simple pero de manera aleatoria y cambiándola sobre la marcha ( el nombre en inglés hace alusión a esto).

En vez de alternar rectángulos en tamaño y dirección decidí tejer unos dentro de otros y darles un significado: proyectos de vida, los grandes y los pequeños que van surgiendo dentro de los grandes.


Tejí parte de los puntos como columnas sin cambio alguno, que para mí representan los proyectos que necesitarían toda una vida o dos, o los que sé que nunca llevaré a cabo.

En cuanto a los rectángulos pequeños, son de diferente tamaño y decidí sobre la marcha, vuelta a vuelta, si los terminaba o seguían creciendo. Creo que los más pequeñitos pueden ser proyectos abandonados, los que he dejado atrás por el motivo que sea y que no voy a retomar y los mas grandes, los que he conseguido terminar.

Además, no están alineados ni dispuestos simétricamente. A lo largo del tiempo una puede tener en marcha varios proyectos a la vez, algunos se entremezclan y unos terminan antes que otros. C'est la vie!

Por delante.
Por detrás.

¡Ah! Otra cosa. Hay dos o tres errores que no he corregido a propósito. Estuve tentada de hacerlo cuando cometí el primero- eso es lo que hago siempre con otros proyectos, cuando me pasa- pero decidí dejarlos. O no cometemos errores en la vida? Unos podemos y queremos arreglarlos y otros, o no queremos o no podemos pero siempre hay que recordarlos para aprender y progresar. Por eso están ahí.

En fin, lo que puedo deciros es que ha sido toda una experiencia: improvisación y reflexión (esta es una de las pocas veces que haré algo así, demasiada profundidad para mí, jaja!).

Como siempre, vuestros comentarios son más que bienvenidos y, si habéis tenido alguna experiencia similar con ésta o alguna otra forma de arte-terapia, animaos a compartirla.

Esto es todo por hoy, que no es poco.

¡Hasta el próximo domingo!

sábado, 14 de febrero de 2015

Calentadores San Valentín para mi Blythe

Mis diseñitos de calentadores para San Valentín.

Este finde iba a publicar otro cuello que he tejido y que me encanta pero he cambiado de opinión sobre la marcha y me he puesto a hacer un par de diseños de calentadores para mi Blythe. Como no tenía mucho tiempo- ya, ya , lo de amontonarme me lo busco yo solita- he hecho un par de modelines muy sencillos.

domingo, 8 de febrero de 2015

Aventuras y desventuras de una tejedora en un crucero- VII

Sábado 7 de septiembre:














Viaje de vuelta a Madrid con incidente en el aeropuerto de Venecia. Huelga de controladores o del personal de tierra, yo qué sé. El caso es que nos han retrasado el vuelo 4 horas.

Para sacarle el lado positivo al asunto nos imaginamos que igual no podemos viajar y nos tenemos que quedar.

Al final hemos despegado y nuestro gozo de tener la posibilidad de pasar un día más en Venecia en un pozo. Sniff.

Llegamos molidos a casa de los majo-abuelos. Es tarde. Mini-cena y a dormir.
Mañana por la tarde regresamos a Málaga.
  • Horas de crocheteo: 0.
  • Biodraminas: 4. Sigo con un mareo importante. 

Domingo 8 de septiembre













Pasamos las últimas horas antes de coger el AVE (el pollo, como dicen por aquí) comentando la jugada con los majo-abuelos.

Nos lo hemos pasado en grande. Hemos visitado cuatro países y estado en dos continentes. 

Nos hemos quedado con ganas de viajar más pero seguro, seguro que con lo que nos quedamos es con un recuerdo maravilloso. Gracias, gracias, gracias, majo-abuelos.
Ah! Otra cosa, antes de dar por finalizado el relato de esta increíble aventura: el trayecto de tren ha sido, con diferencia, el más aprovechado en cuanto a crocheteo. Solo me queda el cuello del capelet.

Me alegro. He aprendido que los viajes son para disfrutarlos, sobre todo en familia, para conocer otros lugares y a otros seres de la Tierra y, si se tercia, crochetear un poco pero sin agobios. Y, en cuanto a las lanitas, bueno, así tengo una excusa perfecta para volver a Estambul (jijiji).
  • Horas de crocheteo: 3, ¡tooomaaaa!

Espero que os haya gustado "Aventuras y desventuras de una tejedora en un crucero".
Muchas gracias por estar ahí y leerme, sea lo que sea lo que me de por escribir.

Nota final: que sepáis que el mareo me ha durado más de una semana, después de llegar a tierra firme. Como soy un pelín hipocondriaca, he gugueleado esto de los mareos (ya, ya sé que está mal hecho) y he descubierto que sí se puede tener mareo producido por el movimiento de un barco días, semanas e incluso meses después del viaje. ¡Menos mal que solo ha durado unos días! De todos modos, ha merecido la pena con creces y, si tenemos la oportunidad, repetiremos. ¡Quién sabe aónde!

domingo, 1 de febrero de 2015

Mi auto-regalo, otro patrón Te Ailoviu


Siempre me pasa lo mismo. Llega un momento en que me digo a mí misma: "ya está bien , guapa (también hay que darse ánimos y quererse mucho, lo digo por lo de guapa), es hora de que tejas algo para tí".

Vale, me cojo una lanita y me tejo, no sé, por ejemplo, un cuello.
Perfecto. Me lo pongo durante unos días y llega alguien que me dice "¡Oh, qué bonito!".
Y, claro, se lo regalo y vuelvo a la casilla de partida.

Seguro que esto mismo os ha pasado a los seres tejedores de la Tierra en más de una ocasión.
Y es que regalar algo que has tejido tú proporciona una especie de energía positiva adictiva y, además, seguro que da buen karma.

Esta Navidad me volvió a pasar pero como, al volver, seguíamos mas o menos en veroño, no lo eché de menos.
Hace unos días empezó a cambiar el tiempo- borrascas del Atlántico y tal- y cuando fui a echar mano del cuello me acordé de que ya no lo tenía. Fufff...Había que tejerse algo pero ya!

La lana de este cuello la encontré de casualidad haciendo la compra en el híper. En el lateral de un pasillo había un pequeño expositor con ovillos. Cuando lo ví no me lo podía creer. ¿A quién se le habría ocurrido la idea? Es la primera vez en toda mi vida que veo lana en un hipermercado. ¿Estarían haciendo un estudio de mercado para introducirlas como nuevo producto? Ya me imagino las ofertas: compre dos ovillos y llévese una bolsa de naranjas de 5 kg gratis, ¡tomaaa!

En cualquier caso, me produjo curiosidad encontrar lana de una marca de la que yo he tejido y tejo patrones y de la que he leído mucho en blogs y páginas tejeriles ( vale, vale, sé que no podéis con la curiosidad, son de Red Heart). Los ovillos eran un poco caretes para ser acrílico pero me gustó la textura, parecida al mohair, y era bastante suave, así que escogí dos en el color del cuello que os enseño hoy y otros dos en color berenjena.
Utilicé aproximadamente un ovillo y medio y el patrón Te Ailoviu de esta vez fue de Purl Avenue para hacer algo rapidito pero resultón.


Y helo aquí! Es muy ligero pero calentito y lo voy a llevar mucho. O eso espero... Se admiten apuestas.
Apostad, apostad y contadme vuestras experiencias. ¿Os tejéis algo para vosotros? ¿Os quedáis con algo de lo que tejéis?

Esto es todo por hoy, que no es poco.
¡Hasta el próximo domingo!

Mis generadores de entropía

Esta imagen tan chula es de aquí.

¿Eehhh?¿Qué pinta la entropía en un blog de tejenauta?
Pues sí, tiene que ver, y mucho:

La entropía, digamos que es una medida del caos o desorden de un sistema. La del universo aumenta. Todos los sistemas biológicos tienden a la entropía, es decir, al desorden. Muy resumido y burdo pero os hacéis una idea, no?

Pues bien, lo que me pasa es que mis pequeños generadores de entropía- aka Lindo Romulano y Mrs. Soft Kitty- están en plena ebullición adolescente, con lo cual el nivel de desorden de nuestro micro-universo ha aumentado exponencialmente. Y, de rebote, el de mi nano-universo tejeril.

He pospuesto enemil veces la reestructuración de mi blog-shop, que estaba- y está- hecho un trapo, ordenar y pasar a limpio los patrones de los Flexi-Shooes y de otros proyectos que he ido haciendo a lo largo del año pasado, hacer un inventario de mis lanas y ordenarlas de nuevo, en fin, que no me alargo que la lista es considerable.

Yo, en mí misma, en mi interior, soy una persona bastante ordenada, a veces demasiado cuadriculada, y esto me desborda. El tiempo de trabajo útil que me queda, después de intentar poner un poco de orden en el caos de nuestro micro-universo, es pequeño y, claro, luego me pasa lo que me pasa: que me amontono.

Así que, mis queridos seres de la Tierra, he decidido empezar a poner orden en mis tejemanejes poco a poco, a la par que diseño los Flexis de primavera/verano y otras cositas.

De vez en cuando, como me pasó el finde pasado, me saltaré a la torera el post del domingo. Igual lo publico otro día de la semana o lo dejo para el siguiente, según vea.

Y vosotros, ¿también tenéis generadores de entropía? ¿Cómo lidiáis con ellos?

¡Ea! Ya me he quedado a gusto. Dentro de un ratico os bombardeo con otro post: mi auto-regalo.

Si es que me paso del tanto al calvo…

domingo, 18 de enero de 2015

Aventuras y desventuras de una tejedora en un crucero-VI

Jueves 5 de septiembre

Sí, sí, es marihuana. Ahora veréis...

Hoy, día de vagueo, no hay prisas, nos dedicamos a explorar esta mini-ciudad flotante.
Es enorme, mastodóntico y tiene de tó. En realidad, podríamos pasarnos el crucero entero a bordo y siempre encontraríamos algo que hacer, mil maneras de perderse, como el día del restaurante, shopping ( ya se han encargado los majo-abuelos de hacer eso por nosotros y han comprado suvenirs varios), talleres...

domingo, 11 de enero de 2015

Gorro Te Ailoviu

¡Ja, ja! No veo ni chufa con este solete pero me troncho.

Para estrenar el año he pinchado como una bellaca. Fatal, faaaa-tal!

Hace tiempo que no publico patrones que me gustan, de esos que ves y dices: ¡éste me lo hago!

Pues eso, que ya tocaba y, a partir de ahora, van a tener nueva denominación. Los patrones de otros seres tejedores de la Tierra que me molan se van a llamar patrones Te Ailoviu.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...