Blogging tips

viernes, 14 de marzo de 2014

¡Estoy harta!

A la izda el punto elástico escorromoñao, a la derecha más apañao, ¿no?

Eso es lo que le gritó mi sobrina Martina a su madre una tarde de éstas. Mi hermana la miró extrañada, esperando una explicación y la peque le preguntó:

- “Mamá, ¿jugamos a las seños que están hartas?






Lo que nos lleva a pensar que su seño debe de decir eso muy a menudo porque:

a) Los compis de clase de Martina se portan mal.
b) Martina se porta mal.
c) Todos se portan mal.

En fin, estos locos bajitos son una fuente inagotable de inspiración para los posts…y de risas.

Y ahora os estaréis preguntando qué narices tiene que ver la anécdota con el mundo tejeril. Sinceramente no lo sé, es una de esas extrañas asociaciones de ideas que hago y esto me recordó a lo harta que acabé del punto elástico.

Cada vez que tejía el punto elástico (el que más uso es el 2X2), los puntos de la columna a la derecha del primer punto del revés me quedaban sueltos y desaliñados. Primero intenté arreglarlo tejiendo los puntos del revés más prietos (a la pocas vueltas ya estaba agotada), después tejiendo los puntos del derecho más sueltos (siempre acababa por tejerlos con la tensión normal) y, por último, probé a utilizar agujas más pequeñas de lo que sugería el patrón solo para el punto elástico (hmmm).

Como no me gustaban los resultados y no veía solución entré en modo pánico. Sí, hay gente que te dice totalmujersinosevaanotar pero ¡TÚ SÍ LO NOTAS! ¡Y yo quiero un punto elástico perfecto!

¡Ale, otra vez metida hasta las cejas en la internuez durante horas y horas para intentar encontrar una solución! Lo primero que hizo que me relajara un poco es que parece que es un problema bastante común entre los seres tejedores de la Tierra (aquí, gran ¡fiuuu! de alivio) pero mal de muchos…

No recuerdo cuantos miles de millones de páginas, blobs y vídeos me vi y tampoco voy a ponerlos todos, que estoy muy vagoneta hoy, lo que sí puedo deciros es que aparentemente esto pasa porque en la transición del punto del derecho al punto del revés se utiliza más lana de lo normal (a la inversa no hay problema) así que todos los consejos están orientados hacia la eliminación de ese tramo de hebra extra o a minimizar el efecto que provoca de alguna manera. 

Aparte de los que probé por mi cuenta, el truqui más rápido y fácil es tirar de la hebra que sobra entre el punto del derecho y el punto del revés siguiente como explican aquí. Para los que no se manejan en pichinglis lo que dice que hay que hacer es tirar un poco de la hebra con la que trabajamos, una vez que hemos hecho el primer punto del revés, para liberar el exceso de hebra entre éste y el punto del derecho anterior y seguir tejiendo como siempre hasta el siguiente punto problemático en el que haremos lo mismo.

Otro que ya he probado y funciona, aunque tengo que practicar más, es tejer el punto del revés como lo hacen los que tejen con técnica combinada . Al tejer el punto echando la hebra en sentido contrario al que lo haríamos normalmente, en la siguiente vuelta quedará retorcido y habrá que recolocarlo tejiendo el punto del derecho por la lazada trasera, pero de esta manera ya hemos eliminado el trozo de hebra extra puesto que al tejer el punto retorcido se usa menos lana.

Vale, vale, me portaré bien y pondré los enlaces a las páginas y vídeos que más me interesaron y que me echaron una mano con este problema (lo siento pero están todos en inglés; para los vídeos no es necesario poner la oreja, se ve estupendamente cómo hacerlo). 
  • Pincha aquí si quieres saber cómo arreglar punto elástico u ochos que ya hayas tejido 
  • Si quieres saber cómo arreglarlo sobre la marcha, según tejes: aquí, aquí, aquí, aquíaquíaquí (mirad el post de Shalee) y aquí.
  • Para saber más sobre cómo usar la técnica combinada para el punto elástico, aquí y aquí para saber cómo hay que tejer el punto del revés retorcido.
Esto es todo por hoy, que no es poco.
¡Hasta el próximo viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...