Blogging tips

viernes, 6 de diciembre de 2013

Chorrocientos pompones


¡Ah, los pompones!
¡Qué felicidad!
Me gustan a montones
Grandes o chiquitos
Rosas o blanquitos 
¡Qué más da!

No, no me he chiflado, me han regalado por mi cumple unas maquinitas diabólicas de hacer pompones. Y digo diabólicas porque ahora tengo la casa invadida por cienes y cienes de pompones de todos los tamaños y colores. ¡Son taaaan boniiitos!


Y, además, sirven para montones de proyectos: como aplique para gorretes y bufandas, como elemento decorativo en casa, en la oficina, llaveros, colgantes, alfombras, peluches, guirnaldas, flores, lo que se os ocurra…

Maneras de hacer pompones:

- Las de toda la vida de Clon: 
  • A mano, aquí (para lana gruesa, como la del tutorial, unas 50 vueltas en la palma de la mano para que quede más uniforme y, para lana más fina, el doble o más).
  • Con guía de cartón, aquí.
  • Con tenedor (habéis leído bien): para mini-pompones, aquí.

- Con la maquinita infernal: las de la foto son de Clover. He de admitir que son un poco carillas pero si te las regalan…Son muy fáciles de usar y en un pispás tienes el pompón hecho. Si sois extremadamente torpes para usar artilugios mecánicos como yo, aquí te explican cómo.

Diferencias entre el método manual y la máquina: con la máquina de hacer pompones tardas menos, quedan más uniformes y densos (si sigues las indicaciones y rellenas bien los huecos) y el “corte de pelo” es mínimo. Por contra, el método manual es más barato y quedan más “artesanales”.

Un consejillo: si vais a unir el pompón a algo, no cortéis la lana con la que lo atáis, os servirá para coserlo donde queráis y, para no ensuciarlo todo con los recortes del pompón, poned una bandeja debajo o algo que os permita recogerlos rápidamente (una bolsa de plástico, una hoja de papel…).

Eso es todo, ¡Hasta el próximo viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...